Caso Keiko – El peligro de la saciedad

Hace dos días vi las imágenes más placenteras de estos últimos tiempos. No, no fue una película de Lynch, aunque era casi surrealista por su aparente imposibilidad; no tampoco era una pintura de Velázquez, aunque disfruté todos los elementos de la imagen en su totalidad; y no tampoco era una canción de Molotov, aunque en su contenido desbordaba en material anti-autoritario.

Ver a una de las peores delincuentes siendo llevada por un grupo de policías a su carceleta, fue el equivalente orgásmico al de un campesino francés del siglo XVIII viendo a un noble ser guillotinado.

Ver la cara de resignación de una persona que seguramente en su abundante soberbia se consideró intocable, me provocó igual placer que la defensa legal de Tyrion Lannister ante las víboras de King’s Landing.

Ver declamar a Domingo Pérez ha sido la mejor música para mis oídos durante el día de la canción criolla.

A pesar de todo esto, creo que no podemos ser ingenuos. Es probable que las luces que veamos al final del túnel no sean otras que la de un tren viniente.

No sería apropiado en absoluto saciarnos con la cabeza de un solo corrupto. Por el bienestar del país, lo más ético sería entrar en un frenesí anti corrupción con mucha sangre.

No creo que después que se hundan los delincuentes principales de Fuerza Popular, el Perú mágicamente entre en una etapa de prolijidad moral.

Ahora, varios fujimoristas están abandonando el barco, alegando que están hartos del autoritarismo de Keiko. Son las ratas que están saltando primero, solo que hay que asegurarnos de que se ahoguen en su caída. No por odio, sino por una pura responsabilidad ciudadana.

Hace una horas vi un reportaje sobre los fujimoristas que dejaron el movimiento y sobre los que le están dando la espalda a Keiko.

Un ex-fujimorista, en especial, que me pareció muy interesante fue Francesco Petrozzi. Como descubrí él es un políglota (5 idiomas) y ha sido un orgullo para Perú en su carrera musical como cantante de opera. Solo lean su biografía y me darán la razón.

Sin embargo, ¿realmente él no sabía nada en absoluto acerca de la suciedad intrínseca de Fuerza Popular?

¿Cómo se supone que una persona tan instruida, pueda simplemente ignorar lo explícito?

Sé que hay muchos que dicen que la mayoría de los que están en el fujimorismo solo quieren lo mejor para el país.

Okay, ¿y qué hay de los que se acercaron a los puestos más altos?

Es pragmático que Vizcarra pueda establecer una alianza con Salaverry.

Pero con personas oportunistas como éstas que carecen de una auténtica convicción ideológica que no sea su propio consumismo y anhelo de poder, no hay mucho futuro.

A pesar de que Fujimori logró sacar al país del desastre alanista (ignorando adrede el rol del GEIN y el hecho que Fujimori le hubiera advertido a Guzmán para que huyera), ¿realmente tenemos que cerrar los ojos ante la brutal corrupción de su régimen?

¿Petrozzi pudo hacer eso?

Ahora los fujimoristas provincianos que están en el congreso seguro que dirán “no sabíamos”, “solo queríamos lo mejor”, “somos las víctimas”, etc.

Eso es una mierda.

Después de que caigan los parásitos principales de esta historia, va a haber un vacío de poder. Ahora, la pregunta es ¿quien lo ocupará?

¿Es la luz del sol al final del tunel? ¿o es otro tren?

Radwulf

02/11/2018

 

 

 

Autor: Radwulf93

My name is Raúl Valero and I was born just next to the great Titicaca lake in the peruvian side of the border. Since I was fifteen years old I have shown interest for movies and in my early twenties for languages in general. I'm deeply in love with cinema and european languages alike. "Kinolingua" stands for "Kino", that is "cinema" or "movement"; and "lingua", for "tongue" and "language". I was thinking about writing a long biography, but I guess it would be just an egocentric literary jerk-off. If you have any questions about me, feel free to write me an e-mail to "rauval1@gmail.com" . I hope you enjoy my blog. Sincerely, R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *