Amar sin ser amado – Chequia y Grecia

Detesto las baladas, en especial aquellas que suenan en mi idioma materno. Para mi es una tortura que el conductor del bus tenga un corazón romántico durante la hora del lonchecito. Si me diesen un Inti por cada vez que he pensado en pegarme un tiro mientras era forzado a escuchar ese tipo de música, hoy tendría un billete de 10 soles.

Continúa leyendo Amar sin ser amado – Chequia y Grecia

¡El Castellano no viene del latín!

Oficialmente el latín es el tronco del cual surgieron las distintas ramas como el italiano, el francés, el portugués, y el castellano obviamente. Por otro lado, la teoría de Yves Cortez plantea algo muy distinto.

Supuestamente los romanos hablaban en “romano” y escribían en latín. ¿En “romano”? diréis ¿no eso lo mismo que el latín?

Continúa leyendo ¡El Castellano no viene del latín!

Carta a una joven aprendiz del idioma checo

Querida hermana mía:

No sabes la alegría que me da que hayas alcanzado tus metas inmediatas (pues todavía hay más 😉 ). Ahora te encuentras en un lugar que es leyenda. Donde ahora vives alguna vez fue tradición lanzar a nobles por las ventanas y mutilar a los relojistas que hacían obras muy importantes. Las calles por donde caminas fueron testigas de la revolución de terciopelo. Quizá algunas paredes todavía sollozen en calmo silencio las heridas de bala del ejército soviético.

Tu ciudad grita historia.

Continúa leyendo Carta a una joven aprendiz del idioma checo

VIKINGS: El epílogo del Imperio Romano (Parte 1)

En el 476 -después de cristo- cayó Roma. La época clásica europea culminó entonces para siempre y así se inició la Edad Media. 200 años después un grupo de germanos nórdicos seguirían el oro y la plata de las tierras que alguna vez fueron romanas dando inicio así a la Era Vikinga.

Continúa leyendo VIKINGS: El epílogo del Imperio Romano (Parte 1)

Goethe, Rammstein, y Rosenrot

La banda de rock industrial alemán Rammstein, pareciese la menos interesada en fijarse en poemas románticos. ¿Verdad? Después de todo ellos hacen una música brutal y violenta, con temáticas oscuras y, a veces, hasta perturbadoras.

Sin embargo, la buena música se crea de buenas líricas y que mejor que tomar inspiración que del emblema del romanticismo alemán… del mismísimo Johann Wolfgang Goethe.

Continúa leyendo Goethe, Rammstein, y Rosenrot