“No hay que celebrar su muerte”. – ¿SAMARITANO?

La muerte de una de las personas más odiadas de todo el Perú, fue motivo suficiente para la masiva propagación de buenos samaritanos por doquier: “No celebremos su muerte”, “También era un ser humano”, “Piensen en su familia”, etc.

Continuar leyendo ““No hay que celebrar su muerte”. – ¿SAMARITANO?”

Mi Verdadero Amor Gentil

Fue a mis cinco o seis años durante la Segunda Guerra Mundial.

Sobre la pared colgaba un mapa de Europa en el que los ejércitos aliados y del eje estaban representados en tachuelas de distintos colores.

Vi a mi padre, un activo miembro de la resistencia francesa, retirar las tachuelas negras del frente este. El significado era claro: Los Nazis estaban retrocediendo.

– ¿Los alemanes van a perder la guerra? – dije yo 

Eso era difícil de creer, pues como había visto, aún habían cientos de alemanes patrullando las calles. Entonces mi padre me dio una respuesta que se quedó grabada en mi como consejo paternal.

– ¡Naturalmente mi hijo! Uno solo tiene que DESEARLO.

Continuar leyendo “Mi Verdadero Amor Gentil”

¿ser CRISTIANO y ser LIBERAL?

Hay una clara dicotomía entre ser un fiel seguidor de Cristo, ir a misa todos los sábados, y ser un hereje, pagano, o apóstata pecador, que haya tomado birras, bailado perreo y fornicado los viernes en la noche.

Para mi siempre lo fue así. O bien eras cristiano (en mi caso católico) o bien eras un liberal sexual condenado al infierno…. hasta que conocí a Andreas.

Continuar leyendo “¿ser CRISTIANO y ser LIBERAL?”

Caso Keiko – El peligro de la saciedad

Hace dos días vi las imágenes más placenteras de estos últimos tiempos. No, no fue una película de Lynch, aunque era casi surrealista por su aparente imposibilidad; no tampoco era una pintura de Velázquez, aunque disfruté todos los elementos de la imagen en su totalidad; y no tampoco era una canción de Molotov, aunque en su contenido desbordaba en material anti-autoritario.

Continuar leyendo “Caso Keiko – El peligro de la saciedad”

Crisis de Venezolanos

Algo está pasando en todo el país. En cada rincón de las principales ciudades están apareciendo seres con un acento distinto e incluso con los colores de su país de procedencia.

¿Cómo así aterrizaron a éstas tierras?

Si antes teníamos como alienígenas a los cholos de la puna (escribo estas línea mientras me acomodo las antenas), ahora tenemos a estos bronceados que se comen las consonantes finales.

Continuar leyendo “Crisis de Venezolanos”