LA NOCHE DE LAS VALKIRIAS – 2

29.07.2021

Hoy fue otra jornada. No he escrito otra entrada a este diario en días, pues primero tuve que sacarme de en medio a dos exámenes de la universidad. Ahora tengo tiempo libre para seguir con mi trabajo.

Estoy dedicando mi tiempo a escribir pequeñas historias en formato de guion que me puedan dar luz acerca de la vida previa de mis personajes. Por cuestiones de tiempo no creo que vaya a hacer una historia a cada uno de ellos, pero si hay tres personajes que merecen esta debida atención son Manuel, Liliana y Nolo. Ellos son la pepa de la historia. Liliana y Nolo tienen que lidiar con el mismo problema del abandono, pero planteado en circunstancias distintas. Manuel por su parte quiere vivir en la eternidad y al mismo tiempo no tener que alcanzar la «divinidad» para así estar más cerca de la persona que ama, lo cual es obviamente imposible.

Creo que cuando uno escribe una historia, uno tiene que seguir dos estrellas a la hora de navegar a tráves de los convulsos mares de la narrativa. La primera estrella es aquella del realismo, pues uno siempre tiene que tomar en cuenta que tan creíble o posible es un evento o actuar de un personaje. Para alcanzar esta credibilidad uno tiene que enriquecerse de toda la información histórica y técnica para escribir de manera convincente. Por ejemplo, hoy estuve viendo videos de un YouTuber peruano que contaba de sus experiencias y opiniones como ex-jugador semi-profesional de Counter-Strike, pues el personaje principal de mi guión es Nolo -un gamer empedernido de juegos shooter en primera persona- por lo que necesito información de como sería su vida como gamer. Por mi parte e historia personal, yo ya cuento con experiencia en Counter-Strike, pues de niño yo jugué varias partidas con mi primo y con varios amigos. CS fue el juego de mi generación, pero obviamente Nolo debió de haberlo jugado a un nivel casi profesional. Eso requiere mucha táctica y no es simplemente entrar y disparar sin control. Al contrario de lo que muchos boomers opinan, CS no es un juego de «matar», pues según este YouTuber -por el contrario- es un trabajo de asalto táctico en equipo, que obviamente por ende resulta en matar, solo que de una manera más fina, elaborada y eficiente.

La cantidad de tiempo que uno dedica a la investigación de un tema relacionado al pasado de un personaje debería ser estrictamente correlativo a su relevancia en pantalla. ¿Cómo me explico? Si por ejemplo hay una escena en que aparece un ingeniero aeronaútico que quiere comprarse un pan con mozzarella en una panadería de su barrio, no es necesario saber algo acerca de su profesión. Sería una perdida de tiempo y esfuerzo, pues solo aparece en la historia para cumplir la función de cliente ocasional, por lo que también podría ser ingeniero agrónomo o eléctrico y daría completamente igual

Sin embargo, si este personaje entablece dialogos con el vendedor de la panadería, es necesario saber detalles superficiales, como ¿dónde trabaja?, ¿dónde vive? y ¿qué le gusta comer de la panadería?

Obviamente tenemos que estudiar un poquito de aeronaútica a un nivel muy ínfimo, para al menos lanzar una o dos bromas al respecto. Quizá por su cumpleaños su esposa le manda a hacer una torta con un cohete espacial en el medio hecho de marzipan.

Pero si queremos ir un nivel más allá y en este caso se vuelve un personaje secundario, tenemos que preguntarnos ¿qué tan relevante es su profesión para el desenvolvimiento de la historia? Si el iniciara una relación amorosa con una de las vendedoras de la panadería, ¿que tan importante es saber acerca de la operación paperclip y el «aporte» de científicos alemanes a la Nasa después de la segunda guerra mundial? ¿Qué tan importante es saber acerca de la vida de Buzz Aldrin o Neil Armstrong?

Esto se complica más aún cuando este personaje es nuestro personaje principal, pues si es así tenemos que saber lo suficiente de aeronaútica, no para graduarnos de ingenieros, pero para dar la ilusión de que nuestro personaje principal realmente es un ingeniero aeronaútico.

Autor: Radwulf93

My name is Raúl Valero and I was born just next to the great Titicaca lake in the peruvian side of the border. Since I was fifteen years old I have shown interest for movies and in my early twenties for languages in general. I'm deeply in love with cinema and european languages alike. "Kinolingua" stands for "Kino", that is "cinema" or "movement"; and "lingua", for "tongue" and "language". I was thinking about writing a long biography, but I guess it would be just an egocentric literary jerk-off. If you have any questions about me, feel free to write me an e-mail to "rauval1@gmail.com" . I hope you enjoy my blog. Sincerely, R.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *