La RAF: Fracción del Ejército Rojo (Parte 2)

El 2 de Abril de 1968 dos grandes almacenes en Fráncfort fueron incendiados por Gudrun Ensslin y Andreas Baader, que más tarde serían encontrados y arrestados.

Tiempo después ellos serían liberados para luego ser buscados de nuevo por otros delitos. Baader fue arrestado de nuevo y esta vez puesto en la cárcel.

Permanecería ahí un largo tiempo de no ser por una conocida periodista de izquierda

Ulrike Meinhof, nació en el seno de una familia de historiadores de arte con fuertes conexiones con el partido Nazi. Cuando todavía era una niña sus padres murieron y ella pasó a ser criada por una tía suya. Después de terminar sus estudios ella se integró a los movimientos en contra de la adopción de energía y armamento nuclear por parte del gobierno de entonces. Por último se volvió una de las periodistas más reconocidas de su época cuando fundó y escribió para la revista konkret.

Ella criticó duramente el rol de Alemania Occidental como hermano menor de los Estados Unidos, el pasado nazi de muchos políticos y funcionarios, y la hipocresía de la editorial de centro derecha Springer.

Después de los atentados a los dos grandes almacenes de Fráncfort, ella mostró simpatía abierta por la lucha de Ensslin y Baader.

Ello sería aprovechado más tarde por ambos terroristas.

Ensslin, que no podía seguir su lucha revolucionaria sin la ayuda de su amado Baader, que estaba atrapado en la cárcel, ideó un plan para liberarlo.

Ulrike Meinhof iba a entrevistarse con Andreas Baader, supuestamente para escribir un libro. Ambos se encontraron (con escolta policial, por supuesto) en el Instituto Central Alemán para las Cuestiones Sociales.

De repente ingresaron al Instituto Gudrun Ensslin, junto a otros “camaradas”,  e hirieron gravemente a dos personas. Acto seguido, liberaron a Andreas y huyeron por la ventana.

El plan era que Ulrike, que había tomado parte en la planificación, se hubiera quedado sentada, y después del terrible evento hubiera vuelto a su vida como periodista de izquierda.

Sin embargo cuando dejaron la ventana abierta, la periodista de 30 y tantos años vio la oportunidad única de entrar a una vida como auténtica revolucionaria en vez de ser una simple escritora.

Así fue como una de las periodistas más reconocidas de Alemania saltó a través de la ventana a una vida como terrorista de extrema derecha.

Después de este evento se fundaría la RAF.

Ésta organización sería luego responsable de diversos secuestros y asesinatos de varios “capitalistas”, entre ellos el presidente de la Confederación de Asociaciones de Patronos Alemanes y un jefe del Dresdner Bank. Además harían como tres atentados a pistola y bomba contra edificios estadounidenses en Alemania; y tomarían rehenes en la embajada alemana en Estocolmo.

Hubieron tres generaciones de la RAF, la primera generación conformada por Ensslin, Baader y Meinhof sería arrestada y cometería suicidio colectivo en la cárcel de Stammheim, Stuttgart, la segunda y tercera cometerían la mayor parte de los atentados y finalmente se disolverían a inicios de los 90s.

 

Hoy en día la RAF es vista como una organización terrorista, y razones no faltan. El legado sangriento que dejaron atrás todavía no sale de la memoria de muchas personas.

Sin embargo el nacimiento de organizaciones como la RAF o el Movimiento 2 de Junio son las consecuencias de una transición defectuosa de la Alemania Nazi a la Alemania Federada de hoy.

Los años 60s eran tiempos muy distintos. Como escuché hace un tiempo en un documental, ser de izquierda en ese entonces era más que suficiente para que te digan en la calle cosas como “si no te gusta lárgate al otro lado del muro” (en ref. a la RDA) o “ojalá te hubiesen metido en las cámaras de gas”.

Más aún si Alemania actuaba como aliado de Estados Unidos, un país que bombardeaba Napalm sobre Vietnam… bueno, la RAF fue un resultado de ello.

Desde mi humilde punto de vista, la RAF exageró su postura frente a la situación de Alemania Occidental de los años 60s. El nacimiento de organizaciones revolucionarias es más que justificado en sociedades represivas como las de Chile de Pinochet, Paraguay de Stroessner, o la Nicaragua de los Somoza.

Sin embargo la creación de la RAF en los 60s es igual que curar un ligero resfriado con altas dosis de antibióticos.

Puedo comprender el miedo que sentían muchos jóvenes de que Alemania pueda haberse vuelto de nuevo un estado Nazi, sin embargo ir a las armas en una sociedad con libertad de prensa y pensamiento, fue lo más exagerado que pudo haber sucedido.

Los revolucionarios en sociedades represivas son los terroristas en sociedades pacíficas. Creo que ese es el caso de la RAF. El ideal revolucionario es que el pueblo se levante en armas contra el gobierno y que se cree una sociedad igualitaria de las cenizas de la destrucción.

El problema sin embargo es la siguiente cuestión: ¿Qué pasa al día siguiente DESPUÉS de la revolución?

 

Escrito por Raúl A. “Radwulf” Valero Chávez

10/05/2018

 

 

Publicado por

Radwulf93

My name is Raúl Valero and I was born just next to the great Titicaca lake in the peruvian side of the border. Since I was fifteen years old I have shown interest for movies and in my early twenties for languages in general. I'm deeply in love with cinema and european languages alike. "Kinolingua" stands for "Kino", that is "cinema" or "movement"; and "lingua", for "tongue" and "language". I was thinking about writing a long biography, but I guess it would be just an egocentric literary jerk-off. If you have any questions about me, feel free to write me an e-mail to "rauval1@gmail.com" . I hope you enjoy my blog. Sincerely, R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *