Mi Verdadero Amor Gentil

Fue a mis cinco o seis años durante la Segunda Guerra Mundial.

Sobre la pared colgaba un mapa de Europa en el que los ejércitos aliados y del eje estaban representados en tachuelas de distintos colores.

Vi a mi padre, un activo miembro de la resistencia francesa, retirar las tachuelas negras del frente este. El significado era claro: Los Nazis estaban retrocediendo.

– ¿Los alemanes van a perder la guerra? – dije yo 

Eso era difícil de creer, pues como había visto, aún habían cientos de alemanes patrullando las calles. Entonces mi padre me dio una respuesta que se quedó grabada en mi como consejo paternal.

– ¡Naturalmente mi hijo! Uno solo tiene que DESEARLO.

Este fue el relato contado por el filósofo francés Alain Badiou al canal suizo SRF. Cuando lo escuché, me emocioné de sobremanera. En francés él usa el verbo vouloir que viene directamente del sustantivo volonté, ergo “voluntad”.

Cualquier iniciativa política, o batalla por un mundo más justo, o por un cambio del status quo, comienza con algo tan simple, pero tan vital como la voluntad.

Y es por medio de la voluntad que uno ama, pues la voluntad deviene en férrea decisión y ella es la madre del amor.

(Ver a partir del min 22:27 está en ALEMÁN)

Hoy voy a fundamentar mi concepción personal del Amor de pareja. Para mi es importante demostrar, que al Amor Verdadero no necesariamente tiene que ir estrictamente de la mano de una ideología conservadora cristiana para ser válido.

Hace años recibí un libro de las manos de un Hare Krishna en el subterráneo de Montréal. Aunque le dije que hablaba y leía en francés, se empeñó en regalarme una copia del Bhagavad gita en español.  Este libro permaneció durante seis años recostado sobre una de las estanterías de mi cuarto, pues no me parecía interesante leer algo en mi idioma materno.

Un día mientras surfeaba por Internet di con una curiosidad muy interesante. Resulta que el mismísimo Heinrich Himmler (el segundo al mando después de Hitler) tenía siempre a mano una copia bien encuadernada del libro que aún dormía plácidamente en mi cuarto.

El Bhagavad gita trata del dialogo entre el guerrero indio Arjuna y la deidad Krishna. Arjuna se encuentra en una situación muy trágica: hay dos grandes ejércitos posicionados, el uno contra el otro. Para su profunda pena, parte de su familia y amigos están en el bando contrario. Si Arjuna entra a la batalla, va a tener que manchar sus manos con la sangre de sus seres queridos. Sin embargo Krishna lo convence, haciéndole recordar que es su obligación ser un guerrero y de que lo que debe destruir, ya está destruido de alguna forma; y de que sino lo hace, su cobardía manchará su nombre; etc.

El Bhagavad gita puede resultar un libro muy brutal para validar ideológicamente el “deber” del individuo hacia el estado. Y me entristece que escorias como Himmler lo hayan usado para justificar sus acciones. Sin embargo, y en esto tengo que ser categórico, solo un idiota descalificaría todo un libro de conocimientos arcaicos por tal razón.

Es en la noche en que refulgecen las estrellas.

Y vaya estrella que encontré.

Por paradójico que suene, hay un fragmento en este mismo libro que describe a la perfección como yo concibo al Amor Verdadero.

Él Excelso habló:

45. … ¡Oh! Arjuna, se … indiferente a los obstáculos (alegría, dolor y etc.), siempre infatigable en la valentía, despreocupado de la adquisición y conservación de la propiedad, y practica el auto-control.

47. Tu interés debe ser dirigido a la acción, nunca a sus frutos. No te dejes determinar por los frutos de la acción, pero tampoco te inclines a la inacción. (1)

No es por el resultado de una relación amorosa – p.e. el matrimonio – a lo que el interés de los amantes debe estar volcado, sino a la lucha misma por mantener la llama prendida. El auténtico objetivo termina siendo los medios para el fin: las palabras tiernas, los detalles, las caricias, la devoción hacia el otro.

¿Y qué hacer ante las adversidades? ¿Cuando terminarán finalmente de azotar contra la unión de ambos?

Mi filósofo favorito Slavoj Žižek tiene un fascinante concepto llamado El Coraje de la Desesperanza (2). (Usaré la analogía que él constantemente usa). Imagina que estás atrapado en el túnel subterráneo de la red de trenes de alguna ciudad. Al final del túnel ves una fulgurante luz.

¡Probablemente has encontrado la salida del túnel!

Te equivocaste.

Es otro veloz tren deslizándose hacia ti.

Y lo más probable es que las siguientes luces que veas, sean de otros trenes.

Pero por paradójico que suene, solo a través de un cierto pesimismo realista, uno puede tener el coraje de seguir avanzando. Sin importar las desdichas y dejando de lado la ingenuidad, puedes mantener el coraje de seguir adelante.

La adversidad siempre va a estar presente, y después del matrimonio, solo habrán más adversidades. Pero justamente por esa razón, uno tiene que apretar más la mano del otro y saber que muy probablemente después de la primera luz habrán otras más: Coraje en la Desesperanza.

Por último, Lutero y Calvino, los héroes de la reforma cristiana y precursores del protestantismo, creían en la predestinación según ciertos versos de Efesios 1.

según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,

en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,

11 En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, (3)

Esto significa que antes de nacer, Dios ya sabe si uno se va a ir al cielo o al infierno. El destino de cada uno ya ha sido predicho.

Yo fui educado católico y de acuerdo a lo que aprendí, uno solo podía recibir la gracia de Dios por medio de las buenas acciones. Cuando aprendí en la clase de religión acerca de la predestinación protestante, no podía pensar como demonios alguien podría creer en eso y ser una buena persona.

Sin embargo, ahora tengo una opinión distinta. ¿Cómo puede uno alcanzar el cielo monetizando sus buenas acciones?

Žižek da una buena paradoja al respecto. Imagínate a un católico que camina alrededor de un lago y ve a un niño ahogándose. A pesar de la urgencia del momento, es posible que se le pase por la mente, por una milésima de segundo, lo siguiente “¡Bien! Anoté un punto más para ir al cielo”.

En cambio en el caso de un calvinista que camine por el mismo lago, la situación es diametralmente distinta, pues él ya está bendecido o condenado. Su suerte ya ha sido echada, solo que él no sabe su destino. Lo único que puede pensar es “Quizá me vaya al cielo o quizá al infierno, pero igual salvaré al niño”.

Esa es la bondad más pura.

A partir de ese razonamiento yo amo incondicionalmente a alguien y soy devoto de su persona. Pase lo que pase. Pues es mi voluntad y tomaré de su mano ante cualquier tormenta. La besaré y acariciaré y seré devoto solo de ella, pues mantener la vela en pie del velero, es más importante que llegar a la isla cuando la tormenta azota.  Sé que la adversidad tiene larga vida, pero nosotros también, pues sin nosotros la adversidad no tendría sentido de su propia existencia. Tengo fe.

Caritas Omnia Vincit

Radwulf

09/04/2019

 

Referencias:

  • (1) Traducción y extracción hecha por mi, a partir del segundo canto del Bhagavadgita: Der Gesang des Erhabenen (página 69, editorial Anaconda. Edición y traducción del sánscrito al alemán por Richard Garbe).
  • (2) Traducción de The Courage of Hopelessness.
  • (3) Efesios 1 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Autor: Radwulf93

My name is Raúl Valero and I was born just next to the great Titicaca lake in the peruvian side of the border. Since I was fifteen years old I have shown interest for movies and in my early twenties for languages in general. I'm deeply in love with cinema and european languages alike. "Kinolingua" stands for "Kino", that is "cinema" or "movement"; and "lingua", for "tongue" and "language". I was thinking about writing a long biography, but I guess it would be just an egocentric literary jerk-off. If you have any questions about me, feel free to write me an e-mail to "rauval1@gmail.com" . I hope you enjoy my blog. Sincerely, R.

Un comentario en “Mi Verdadero Amor Gentil”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *