SEXO, SEXO, SEXO, y ¿cómo hablarle a una chica? – Lo que aprendí en mi vida

Mis piernas temblaban, mi corazón latía con fuerza, y mis ojos evitaban su inocente mirada. No lo podía soportar.

Estaba sentado en frente de la primera chica que me gustaba.

Continuar leyendo “SEXO, SEXO, SEXO, y ¿cómo hablarle a una chica? – Lo que aprendí en mi vida”

Ser un INDÍGENA… ser un auténtico Hijo de PUTA

Hay dos tipos de racistas:

El racista clásico, aquel que saca la lengua de manera pérfida y obscena, el que dice, “negrete”, “indio serrano”, “amarillo”, “cholo de mierda”, etc. Tal racista, lo admite y es tajante y firme en sus convicciones. Un auténtico Nazi.

El racista pos-moderno, en cambio, se esconde bajo la mea culpa del colonialismo europeo y bajo el aura de proteger a todas esas culturas originarias tan indefensas en américa.

Continuar leyendo “Ser un INDÍGENA… ser un auténtico Hijo de PUTA”

VIDEODROME y la generación de los millenials

A los catorce años, ver películas como Holocausto Caníbal, La Mosca, o La Cosa; es más o menos una actividad de búsqueda de respeto. Es un statement para decir: “No soy un niñato que ve películas de Disney de Dreamworks, ni soy de los pavos que ven Nickelodeon y Cartoon Network.”

Continuar leyendo “VIDEODROME y la generación de los millenials”

El “ACENTO Español” y el Latino… ¡Olé!

Nosotros los latinos con tanta salsa, alegría, y fuego, tanta vida y sabor hemos dado a la lengua castellana. ¡Nuestra lengua! En cambio, miren a los “españoles” todos fríos y con un ceceo (pronunciación del fonema /θ/ en palabras con “c” o “z” a diferencia del fonema /s/) tan distinto y ajeno a nosotros.

¿Qué cambió todo? ¿Por qué no ceceamos como los “españoles”?

Continuar leyendo “El “ACENTO Español” y el Latino… ¡Olé!”

DON’T SPEAK ENGLISH!!! – while taking the bus back home.

Most of the time, a book can help me overcome the one and a half hour tedious waiting time before arriving to my sweet sweet home in the ass-end of the world (as you should know I live in the outskirts of my dear gray city, Lima). Anyway I am not the average untrusting limeño that has a serious paranoia issue of getting mugged, kidnapped or raped. Instead, I am more of the daily socialite that enables conversations with complete strangers just to kill off the boredom of the trip. I chat most of the time with foreigners, since it’s easier to approach them. Especially if they are Europeans, since they don’t have the usual Peruvian post-traumatic stress disorder with total strangers.

Continuar leyendo “DON’T SPEAK ENGLISH!!! – while taking the bus back home.”